22/12/09

Buenos modales

Los buenos modales es uno de los factores primordiales que debe tener una mascota y a uno le llena de orgullo comentar a nuestros conocidos y amigos lo bien que se comporta nuestro perro en sociedad. Quizás es por eso que se dice que los perros se parecen a los dueños, entonces relacionamos "educado él, educado yo".

No siempre nos encontramos con perros que sean de buenas costumbres cuando visitamos una casa, las causas principales y por lo que son las mayores consultas, es que el perrito se sube a los visitante, poniendo sus dos patas delanteras en la persona recién llegada, intentando que lo acaricie, mordiendo sus zapatos o pantalones, ladrando sin parar mientras intentamos tener una conversación. Aún cuando esto sea en plan de juego, sí que es molesto.

Estas manifestaciones son totalmente corregibles, en principio los propietarios debemos tener gran control de estos actos y tener la capacidad de corregir inmediatamente que suceda para que el invitado no se vea intimidado por situaciones de esta índole.
Cuando hemos llevado un perrito a casa estas son algunas de las normas y reglas que debe cumplir nuestra mascota, pero para que esto suceda a la hora que lo necesitemos debemos comenzar desde el primer día a planteárselo al can.Que esta mal lo que esta haciendo. Es decir que antes el menor indicio que esto va a ocurrir o ha ocurrido por primera vez antes de disculparse con la persona que ha ido a casa debemos corregir al perro y luego dar las disculpas pertinentes si son necesarias.

Todas las correcciones que se hagan a las mascotas, deben ser dentro de los 6 o 10 segundos que ha hecho lo que no debía, por ejemplo y el más común de todo es cuando nos retiramos de casa y al volver nos encontramos pipí o almohadones rotos o macetas rotas por ejemplo, lo primero que hacemos es gritar regañar fuertemente o en algunos casos pegarle al perrito. Todos estos actos son totalmente inútiles y sin efecto alguno para corregir lo que hizo. ¿Qué lograremos con esto?, que el perro que nos recibía con tanta alegría sin saber que había hecho un daño, comience a tener miedo de nosotros cada vez que que llegamos a casa. por que si la escena se repite una y otra vez (vale decir cosas rotas, gritos, enojos) al cabo de un tiempo no muy lejano el perrito creerá que le regañarán por que el amo llega a casa, sin entender que le están retando por que rompió tal o cual cosa.

Los perros solo tienen 6 o 10 segundo de memoria según estudios realizados, lo que hará que aprendan todo aquello que se castigue (en el buen sentido de la palabra) o se premie un buena conducta pasado ese término de los 6 segundos el perro no sabrá bien de que va el asunto.
Las pautas de buena educación para nuestro perro debe ser desde el primer día y no descuidar en ningún momento que pueda hacer algo indebido ya que los perros aprenden en un cierto tiempo y desaprenden en nada de tiempo.

Para evitar situaciones incómodas con visitantes a nuestra casa es preciso hablar con quien viene y decir que por favor que como norma no hable, no mire, ni toque a nuestra mascota hasta que ella haya olfateado y se haya presentado como lo haría en la naturaleza, paso ese momento que no dura más de un minuto y el perrito esta relajado, se le puede hacer una caricia o hablarle si la visita lo desea.

Como evitar que el perro se suba a una persona ya hablaremos más adelante, solo quiero dar el concepto de que las educación debe comenzar desde el primer día de la llegada a casa de nuestra mascota nueva.

2 comentarios:

paquita dijo...

Ya no me acordaba de uno de tus primeros "ocupas" Que guapo era!!!!

coqui vega dijo...

Sí era un perro muy bueno y guapo, una pena no tenerlo con nosotros.
Gracias por entrar al blog y compartirlo
Saludos y Feliz 2010