1/9/10

Energía

El método de educación canina en que estoy trabajando y ya aplicando, esta basado en tres puntos fundamentales y totalmente ligados unos de los otros,ENERGÍA,EQUILIBRIO e INSTINTO. Ahora desarrollaré uno de los puntos que es la ENERGÍA.

Nosotros nos comunicamos básicamente con nuestro entorno, (con los seres vivos como son los animales en general y las plantas) con la energía. Cuantas veces nos hemos encontrado con personas que nos muestran orgullosas sus plantas y cuentan que mientras las riegan les hablan y le cantan. Por contra parte de estos, es que nos encontramos con personas que te dicen, que no tienen manos para las plantas, ya que la que ponen en su jardín o casa y al poco tiempo se les secan o no avanzan en el crecimiento. Todo esto es nada más que la energía positiva y las buenas vibraciones que emanan el primer grupo de personas que tiene un jardín colmado de flores y de plantas bellas, por que aunque parezca ridículo el hablarles y cantarles, les están emitiendo buenas vibraciones. Las otras personas negativas, pesimistas y de muy mala energía son las que sus plantas no les avanza en nada por mas cuidados que les hagan.

En el caso de los perros nos encontramos, que ellos son lo que reflejamos nosotros como energía y hablo específicamente las mascotas que tenemos en casa.

Ellos se moverán por lo que transmitas como energía y no por lo que le quieras trasmitir con nuestro vocabulario. Si tenemos en cuenta que los perros solo pueden llegar a comprender 160 palabras aisladas o sueltas, dificilmente comprenda que le digas "que haces arriba del sofá ya te he dicho mil veces que me dejas pelos y estoy cansada de pasar el aspirador" aunque el discurso posiblemente sea más largo en algunas oportunidades, sí, el perro quizás hagas caso y se baje del sofá y uno queda convencido que entendió toda la batería de palabras que le dijimos, pero "NO", el can se ha bajado del sillón solo por que ha dado cuenta que la energía de mala onda y el estado alterado que tenía su dueño, no era convenientes seguir allí sino buscar inmediatamente otro sitio para no seguir captando esa energía tan mala y que no es conveniente para el.

En nuestro método de educación, no hablamos con los perros, solo nos hacemos entender con expresiones corporales y energía que es la mejor manera de comunicarnos con ellos. ¿Qué logramos con esto? que el perrito no se siente abrumado de tantas ordenes y palabras que lo confunden más de lo que puedan estar en el momento que nosotros queremos que ellos obedescan a una orden o un pedido nuestro. Por consiguiente nosotros nos ponemos más nerviosos y ansiosos al ver que el no responde a lo que le estamos indicando y se produce el efecto rebote, es decir que a medida que vamos incrementando nuestro nerviosismo el perro también y así hasta llegar al descontrol de la situación.

Si actuamos con una energía tranquila y teniendo nosotros claro lo que pretendemos que el perro haga, seguramente estamos allanándole el camino al can para que entienda nuestra petición.

Por ejemplo en el caso del sillón, la orden más simple y precisa sería indicarles al perro con el dedo índice, la dirección en que deseamos que se mueva y pedirle amablemente por ejemplo "abajo" y les aseguro que el resultado es más efectivo y agradable para ambos, tanto para nosotros que de esta forma no nos agarramos una rabieta por que nuestra mascota no hace caso y para el perro es mucho más tranquilo y menos traumático el tener que bajar el sofá sin presiones y solo por que nos respeta y no por que nos teme.

Teniendo en cuenta que los perros siempre buscan estar con seres o miembros de su misma especie que estén con una energía adecuada para el bienestar propio y del resto de integrantes (siempre hablando desde el punto de vista que el perro en cuestión es un perro equilibrado), buscan también que nosotros tengamos una energía acorde a lo que ellos pretenden para sentirse bien.

Entonces sucede muchas veces cosas muy curiosas, por citar algunas que llagamos del trabajo con un gran estres y al entrar en casa el perro en lugar de ir a nuestro encuentro se aleja de nosotros, o cuando vamos de paseo el tira de la correa y hay veces que pensamos que es por que no sabe ir atado a nuestro lado, ¿nunca se han puesto a pensar por que sucede esto?, simplemente por que el perro esta evitándonos por que no estamos en el mejor día y con la energía propicia para que el este a gusto con nuestra presencia.

El estres cotidiano que mucho de los propietarios de perros llevan, por obligaciones, por trabajo o lo que fuere, es transmitido al perro que aunque pongamos cara alegre y sonriente no logramos engañar y con solo entrar en la habitación o en el lugar que este el perro se dará cuenta de inmediato casi como si fuese un interruptor de luz, que la energía que tenemos no es adecuada. El como dije antes intentará hacer muchas señales para evitar de estar con nosotros hasta que tengamos un equilibrio emocional, a veces no captamos esas señales, y no logre que estemos mejor de ánimo, posiblemente sucedan dos cosas, se contagie de ese nerviosismo nuestro y el entre en ese estado o huya buscando un sitio más tranquilo hasta que la situación con nosotros cambie.

Siempre recomiendo a la gente que me consulta, que antes de estar con su mascota sería bueno hacer una pequeña evaluación de en que estado emocional estamos y si es conveniente hacer algún ejercicio de relajación (simple como por ejemplo respirar profundo y prestar atención a nuestra pulsaciones) cuando estemos ya normalizados entonces si estar con el, asegurándote que te agradecerá el estar contigo con un buen nivel de energía.

En la foto de la cabecera se puede apreciar perfectamente como mi perra Morocha, esta intentando decirme que no esta a gusto en ese momento conmigo, a pesar de mi sonrisa el estado de ánimo mio no era el correcto, por que estaba en un estado de exaltación muy alto para lo que ella consideraba normal. Luego cuando vi las fotos me dí cuenta lo mal que lo estaba pasando.

Seguiré hablando de este tema de la energía parte importantísimo para la buena relación con nuestros perritos.

Y siempre apunto a que cada uno de nosotros debemos ser los lideres energético de nuestras mascotas, de este modo lograremos tener un perro tranquilo y sobre todo FELIZ.

2 comentarios:

mode dijo...

Coqui sigue aconsejandonos como lo haces,a todos nosotros que tenemos mascotas nos ayudan tus consejos y en ellos nos apoyamos para educar correctamente a nuestros "animales".
realmente mucha gente no tiene encuenta las ENERGIAS.

Mode

coqui vega dijo...

Gracias Mode por participar en los comentarios y estar atenta al blog. Es la mejor manera que tenemos, de mi parte y de parte de ustedes, para aportar cosas, por simples que sean, para que nuestros perros estén cada vez más Felices.
Saludos y cariños a Momo.
Coqui